Aumento de cubículos y zonas compartimentadas en las oficinas

Cómo va a afectar esta crisis sanitaria y el impacto que tendrá en las formas de trabajo dentro de las oficinas es una realidad que vamos a ir descubriendo a marchas forzadas.

Lo que está claro es que para proteger a sus trabajadores, además de los equipos de protección individual, las compañías van a tener que adaptar las zonas de trabajo abiertas llamadas «open space» a las nuevas necesidades de distanciamiento social.

La reestructuración de éstas áreas tomará relevancia, y para los que diseñamos oficinas se nos plantea un reto a corto plazo. Cómo ayudar a nuestros clientes a reorganizar éstos espacios para que sean efectivos, funcionales y atractivos.

Cerramientos con valor añadido

Siempre que el espacio lo permita, se pueden crear zonas compartimentadas que bien pensadas, proyectadas y diseñadas ofrezcan un valor añadido, tanto para los trabajadores como para la compañía.

Tenemos que ofrecer soluciones a medida, funcionales, que reflejen los valores de la empresa y que incorporen los elementos necesarios para que las personas no se sientan desplazas del entorno de trabajo al que estaban acostumbrados.